panel sandwich lana de roca 5 grecas cubierval

Panel sandwich de lana de roca 5 grecas

Los paneles sándwich de lana de roca se conforman en frío. Sus dos láminas exteriores están unidas mediante un núcleo central aislante formado por lanas minerales. Esto permite que nuestros paneles sándwich de lana de roca adquieran una gran resistencia y estabilidad ante el fuego, por lo que se perfilan como un producto ideal para cualquier sector en el que este problema es prioritario: construcción industrial, recintos con asistencia al público, construcción residencial, naval, etc.


Las lanas minerales son elementos inertes y no permiten el crecimiento de microorganismos ni insectos, no sirven como aislamiento para roedores y son imputestibles.


Las altas propiedades acústicas de nuestros paneles sándwich de lana de roca mejoran sensiblemente la calidad medioambiental en el sector industrial, aportando soluciones realmente innovadoras.

Los Paneles están concebidos para la construcción de cerramientos en grandes superficies industriales o de edificación civil. Se puede emplear indistintamente para la construcción de cubiertas de los siguientes tipos de edificios:
• Locales calefactados.
• Apantallamiento acústico interior en instalaciones industriales.
• Locales de fabricación.
• Locales donde la protección contra el fuego sea requisito importante.
• Cerramientos incombustibles: CPD’s, garajes, almacenes de sustancias
peligrosas, etc.
• Edificios donde la actividad es cambiante o destinados a su alquiler.
Según el uso y la aplicación que se le vaya a dar a los paneles sándwich existen dos tipos de densidades para la lana de roca:
Densidad L: los paneles son más ligeros y tienen muy buena absorción acústica.
Densidad M: los paneles ofrecen mayor resistencia al fuego, alta resistencia mecánica y mayor aislamiento acústico.
La clasificación de las lanas minerales del núcleo ante la reacción al fuego es A1.

Las ventajas, al ser un panel prefabricado son la facilidad y rapidez en el montaje, homogeneidad y calidad de acabados, y sus certificaciones.


FACILIDAD DE MONTAJE: la sencillez de los paneles sándwich hace que el montaje sea más rápido que cualquier otra solución de cerramientos.
ECOLÓGICOS: cada unidad energética consumida en su fabricación equivale a 25 unidades de ahorro en uso.
ESTANQUEIDAD: Las superficies de los paneles sándwich son estancas al agua y al aire. La lana mineral es estanca al agua gracias a sus propiedades hidrófugas.
ACÚSTICA: La elasticidad de su estructura abierta, les confiere una alta capacidad de absorber la energía acústica que produce el ruido, y evitar el efecto de acoplamiento de ondas estacionarias.
RESISTENCIA AL FUEGO Y ESTANCOS A LA LLAMA: Por su carácter inorgánico, no arden ni producen humos, además incluso a altas temperaturas.
HIGIENE: Las lanas minerales son elementos inertes y no permiten el crecimiento de microorganismos para roedores y son imputrescibles.